Esto es lo que tus fantasías sexuales realmente dicen de ti
Posted by

Esto es lo que tus fantasías sexuales realmente dicen de ti

Las fantasías sexuales son parte de una vida sexual sana, simplemente son pensamientos que tienes y pueden ser inspiradas por una imagen, algo que oíste o algo que leíste.

Las fantasías dejan que tu cerebro tome el riesgo que la sociedad no te permite, según Ian Kerner, un psicoterapeuta y aconsejador de la sexualidad. Es más, facilitan el placer y pueden ser útiles cuando el estrés de un mal día parece bloquear tu orgasmo.

Estudios han mostrado que conforme una mujer se excita y se acerca al orgasmo, partes de su cerebro asociadas con el estrés y la ansiedad se desactivan.

Las fantasías pueden darte una idea de lo que deseas e incluso pueden fortalecer tu relación cuando se lleva a cabo de manera consensual, segura y legal. Esto es lo que realmente dicen de tu tus fantasías:

El amor prohibido

Tu compañero misterioso del trabajo, algún actor famoso, tu ex, etc. Fantasear con otra gente fuera de tu pareja, incluso cuando estás en la cama con ella, es común y no necesariamente significa que no quieras a tu pareja y que no disfrutas del sexo con ella.

A veces, estas fantasías, como cualquiera, podrían significar que buscas algo que no estás consiguiendo en tu actual relación. Quizá deberías considerar hablar sobre ese algo que te falta con tu pareja o puedes descubrirlo por tu cuenta. Pero hagas lo que hagas, no recurras a la infidelidad. Esa clase de mentiras no son algo que deberías de tener en tu vida ni en tu relación.

Sumisión

Considéralo una señal positiva de nuestros tiempos: mas mujeres están consiguiendo puestos de importancia que nunca. Pero como resultado, quizá no quieran ser las que mandan en la cama. Una mujer poderosa con influencia puede querer un espacio en donde pueda bajar la guardia y cometer uno que dos errores sin ser juzgadas, ser vulnerables y soltar totalmente las riendas. En otras ocasiones tienen esta fantasía sin alguna razón y eso también está bien.

Si te llama la atención esto, recomendamos que le estudies ya que existen muchos tipos de dinámica de dominación y sumisión. Busca lo que te interesa a ti y a tu pareja, o si no tienes pareja, qué clase de persona te gustaría. Sólo procura que haya consentimiento explícito y con mucho entusiasmo.

Domniación

Por otro lado, existen personas que pasan todo el tiempo atendiendo a otros que puede que les agrade la idea de tomar el control. Igual, puede que no tengas una razón clara para querer dominar a otros, pero esto no le resta a tus deseos.

Al igual que con la sumisión, perseguir tu fantasía requiere investigación, consentimiento y estrategias para que todos los involucrados estén de acuerdo con cada paso.

Tríos

Es común que las parejas se interesen en sumar a una persona a la cama por varias razones. A veces es porque la novedad llama la atención o todas las posibilidades que implica, a veces simplemente se trata de que quieres ver a tu pareja con otra persona.

Si se hace bien, abrir tu relación, aunque sea por una noche o para la larga, puede fortalecer tu relación. Lo más importante es la comunicación. Habla sobre qué cosas están bien y cuáles no y qué tan emocionalmente conectados quieren estar con la otra persona.

Sexo en público

La adrenalina y la idea de que puedan ser sorprendidos y meterse en problemas y la idea de que alguien podría estar disfrutando de verte con tu pareja es muy estimulante mentalmente y por lo tanto, incrementa las sensaciones físicas.

Si realmente estás considerando llevar a cabo algún acto sexual en público, espera tantito. Recuerda que en la mayoría del mundo es ilegal y puedes meterte en problemas. Para explorar esta fantasía con mayor seguridad, considera buscar un club sexual, fiestas de swingers u orgías. Busca unos que tengan buena reputación.

Sexo con el mismo género

Fantasías que contradicen tu identidad sexual pueden ser confusas. No te preocupes, no significa necesariamente que tu orientación sexual sea otra que la con la que te identificas. Puede significar que algo de esa experiencia te llama la atención.

Por ejemplo: la manera que ves a dos personas del mismo sexo besarse puede hacer que quieras alguna conexión similar. Eres un ser humano que simplemente es curioso y quiere probar cosas diferentes.

 

 

Publicado por Othón Vélez O’Brien.

About the author

Fotógrafo

View all articles by Othón Jr.
0 0 257 10 mayo, 2018 LifeStyle mayo 10, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook Comments

[mc4wp_form]