Cómo andar en bici con estilo
Posted by

Cómo andar en bici con estilo

¿Recuerdas ese momento en que tomaste una bicicleta por primera vez?

Apuesto que muchos recuerdan con cariño ese momento: por fin tener ese objeto tan deseado y que llegó como obsequio de Día de Niño, regalo de cumpleaños o “por obra de magia” en un Día de Reyes. Aquella sensación del aire en la cara y el cabello revoloteando, casi como volar; quizá sea una de las máximas percepciones de libertad, control y poder. ¡Claro, sentir que tu propio cuerpo es el motor que te transporta hasta donde lo deseas!

Pasear en dos ruedas, y sobre la carpeta asfáltica, se ha convertido en una actividad sumamente aceptada entre los citadinos. Transportarse en bici va ganando terreno cada vez más. Los sistemas de bicicletas públicas, como (ecobici), han facilitado el uso de estas y también ha generado interés en quienes antes no se imaginaban lo práctico que puede ser el uso de las bicis.

Si el terreno te lo permite, puedes transportarte en bici hasta la oficina, el cine, a comer, a casa de tu pareja o simplemente a una reunión de amigos. Y, seamos sinceros, cualquiera que sea tu destino, te gusta llegar presentable. Esa es una de las razones por la que la gente prefiere otro tipo de transporte.

Andar en bici no debe ser un impedimento para guardar el estilo. ¿Lo habías pensado?

Propongo los siguientes consejos para tener una linda experiencia al viajar en bici:

Elegir bici. Si usas un sistema de bicicletas públicas está perfecto, pero si prefieres tener tu propia bici deberás elegir una que vaya perfecto con tu personalidad. Lo primero deberá ser la funcionalidad: un cuadro que sea adecuado para tu cuerpo es primordial, la forma, el estilo, el color y los accesorios para bicicletas también son importantes. Recuerda que hay bicicletas plegables, vintage, fixie, urbanas, crucero, de carrera, híbridas, BMX, de montaña y hasta bicicletas eléctricas. Elige la que más te guste y la que se adapte a tu estilo de vida.

Casco. Nada tiene más estilo que preocuparse por la vida propia. El casco es indispensable a la hora de andar en bici en cualquier momento, no está en tela de juicio. Hay muchos estilos de cascos, seguramente encontrarás uno adecuado para tu complexión y para tu personalidad. Una recomendación importante es no usar un penado que se pueda estropear con el uso del casco, para los chicos existen ceras que son muy gentiles con el cabello y para las chicas hay cremas de peinar, incluso pueden hacerse una trenza o una coleta baja para no terminar como espantapájaros.

Mochila. Viajar ligero es viajar con estilo, “ponerse hasta el molcajete” jamás está bien visto, menos en bici; además de que es peligroso porque puede disminuir la capacidad de reacción. Puedes usar una mochila cómoda, para las chicas existen (bolsas muy lindas y ligeras) que no les hará perder el estilo y con las que podrán mantener manos y brazos libres para tomar el manilar.

Luces y fantasmas. Permanecer visible cuando vas en bici es muy importante, no falta el conductor que va distraído. Puedes encontrar luces especiales para bicis y cintas con fantasmas que harán que la gente note que vas en movimiento.

Campana. Hacer ruido a lo tonto no tiene estilo, pero una llamada de atención a través de una dulce campana para bicicleta puede salvarte la vida.

Candado. No me gusta decirlo pero, desafortunadamente, se ha vuelto una realidad: ante la fuerte demanda de bicicletas existen muchos “amantes de lo ajeno” que se dan a la tarea de robar bicis. Para evitar un mal momento puedes usar un candado fuerte y adecuado para tu bici.

BiciCiudad

Ropa. Quizá este sea un punto crucial para las personas que acostumbran moverse en bici. Al ser un ejercicio aeróbico, lo más probable es que necesites ropa ligera que te permita una correcta transpiración (es normal, tu cuerpo necesita modular su temperatura a través de la sudoración). Las prendas de lino, casimir, algodón almidonado, seda y algunas otras no son buena idea, pues seguramente se arrugarán con el movimiento y, al llegar a tu destino, parecerá que vienes de una batalla. Afortunadamente existe ropa con tecnología que te permite mover flexiblemente sin preocuparte por esas incómodas arrugas, la mayoría combina algodón con un porcentaje de hilos sintéticos. Lo primordial es que te muevas holgadamente y que tengas una correcta circulación sanguínea. Algunos chicos optarán por (coloridas playeras), otros por cómodas camisas, quizá usen jeans o pantalones un poco más formales. Algunas chicas se sienten más cómodas usando vestidos o faldas, otras con jeans o pantalones. Definitivamente lo que te hará ver mejor será ese atuendo con el que te sientas más natural, confortable y que, al final del día, no interfiera con tus planes; esa sensación te brinda la seguridad que podrás transmitir tanto al viajar en tu bici como al llegar a tu destino.

Zapatos. No estamos hablando del calzado profesional de ciclismo, sino de esos zapatos cómodos y casuales que te permiten pedalear sin incomodar tus hermosos pies. Busca que tengan una suela que no te incomode y que no se deslice fácilmente en los pedales de la bicicleta.

Lentes. La visión es uno de los sentidos indispensables a la hora de estar montado en una bici, así que procura llevar una protección que te cuide de la luz solar y, por qué no decirlo, de los bichitos que se atraviesan en tu camino.

¿Siempre comunicados? Sé inteligente, sabemos que estamos en la era de la comunicación, pero mantener tu sentido del oído es sumamente importante al momento de ir pedaleando. El mundo no se terminará si no contestas una llamada o no escuchas tu música favorita después de tu recorrido en bicicleta. Los audífonos no son aceptables, si cuentas con un smartphone que te permita tomar llamadas o escuchar música sin necesidad de usar audífonos puede ser una opción, pero tampoco es recomendable porque no te mantienes alerta del entorno.

Respiración. Ya lo había comentado, andar en bici por tu ciudad es (al final de todo) un trabajo aeróbico, por eso es importante que entrenes tu respiración para poder oxigenar tu cuerpo y, así, poder tener una buena resistencia. Esto te ayudará a disminuir la fatiga. No intentes esforzarte de más ni romper récords, esto sólo te fatigará.

Calidad de vida y salud. Es claro que al activar tu cuerpo también activas tu mente, podrás aprovechar el momento de ir en bici para despejar un poco tu cabeza y descubrir que todo tiene solución, puedes cambiar el chip negativo por el chip positivo. Disfruta el viaje, vuelve a sentir esa libertad e ilusión que sentiste cuando comenzaste a andar en bici. Además, al mismo tiempo, le das movimiento al esqueleto y un pequeño masaje a tu corazón, un órgano al  le que le debes mucho.

Un último consejo, y no menos importante, nunca te subas a la bici sin haber comido algo antes, de preferencia frutas y carbohidratos, que te dará energía suficiente para llegar a tu destino. Recuerda que eres lo que comes y alimentarte sanamente te hará ver la vida más ligera.

Si te das cuenta, al final de todo, andar en bici con estilo tiene mucho más que ver con disfrutar la actividad sin ponerte en riesgo y sin poder en riesgo a los demás, que con el aspecto de glamour que puedes tener.

Adelante, toma tu bici y ve a tu destino favorito.

 

About the author

Brillito

View all articles by Paulina Guardado
0 Comentarios desactivados en Cómo andar en bici con estilo 2113 02 mayo, 2014 Especiales, Sin Categoria mayo 2, 2014

Facebook Comments

[mc4wp_form]